miércoles, 25 de enero de 2012

ANDRÉ GREEN

ANDRÉ GREEN
(1927-2012)
Por Mayling Mendizábal.
André Green ha muerto el 22 de enero de este año, con lo que el psicoanálisis se viste de luto al perder a una de las figuras más sobresalientes del psicoanálisis contemporáneo.
Autor de numerosas obras, André Green se caracterizó por detentar una postura en la que incorporó a los principales psicoanalistas franceses, sin dejarse subsumir por Lacan, diferenciándose de él porque a la radical visión patriarcal que se derivaba de Freud, añadió la relevancia de la madre al considerar posturas como la de Winnicott y Bion de quien dirá: "será para mí un padre espiritual mucho más cercano que lo que pudo ser Lacan".  Así Green ha hablado de la madre blanca, la madre muerta, la madre negra y sus diversas connotaciones, enfatizando su función estructural y no sólo visualizándola al estilo de los desarrollistas.
Nació en 1927 en El Cairo, hijo de padre Portugués y madre española, de origen judío, no practicantes. Allí vivió sus primeros años y a los dieciocho escuchó por primera vez hablar a Lydia Harari de psicoanálisis, siendo ella su profesora de filosofía. Lo enardece el ideal de estudiar dicha disciplina, lo que lo lleva a iniciar estudios de medicina, no muy convencido de que sea el mejor camino, por lo que siempre es mejor lector de los libros de psicología.
En 1948 emigra a Francia, con la intuición de que no regresará, lo que es bastante certero. En tercer año de medicina empieza sus estudios en psiquiatría infantil y tiene un contacto bastante frío con Levobici. En 1953 consigue su plaza como psiquiatra, lo que es muy simbólico porque él dirá en su autobiografía que ese es el año de su nacimiento, como pensador, claro está. Tenía 26 años y había dejado de ser adolescente.
Green inicia su primer análisis con Maurice Bouvet, clínico de gran prestigio, del que dirá que era el único capaz de ser separado de Lacan en el seno de la Sociedad Psicoanálitica de París (SPP), con quien está hasta poco antes de su muerte. Hace otro breve análisis con Jean Mallet, para elaborar el duelo, y después inicia un verdadero segundo análisis con Catherine Parat de quien dirá que fue la inspiradora de su artículo sobre La Madre Muerta (1980), lo que le permite regresar a Egipto después de cuarenta años de ausencia. Esto confirma que para él EL Complejo de la Madre Muerta es un hallazgo de la transferencia, en este caso, la de él.
En 1965, después de haber finalizado su formación como psicoanalista entró a ser parte de la Sociedad Psicoanalítica de París, de la que fue presidente de 1986 hasta 1989. Fue vicepresidente de la Sociedad Psicoanalítica Internacional de 1975 a 1977 y fue profesor en el Colegio de la Universidad de Londres desde 1979 hasta 1980. André Green es autor de numerosos libros sobre la teoría y práctica del psicoanálisis y sobre crítica psicoanalítica en cultura y literatura.
De 1961 a 1967 Green asiste al seminario de Lacan, de quien sólo tomo algunos aspectos, lo que amerita la crítica lacaniana de sus seguidores, que lo siguen tan literal y fielmente que no se permiten las disertaciones enriquecedoras de Green. Hacemos referencia especial a Winnicott, con quien compartía la pasión por los casos límites, y de quien adopta algunas flexibilidades técnicas tan relacionadas con la humildad y la confesión contratransferencial que caracterizaba a este analista.
En México han existido varios grupos de estudio que revisan la obra de André Green, uno de ellos coordinado por la autora y el Dr. Marco Antonio Dupont Villanueva.
Jaime Ayala trajo a México al Doctor André Green, lo que me dio la oportunidad de supervisar con él un caso clínico. Indudablemente su aguda visión fue un parteaguas en la formación de todos los que asistimos. Nos dejó en claro que la Madre Muerta, no era su orgullo, ya que pocos entendían que el hallazgo sólo puede ser hecho por la contratransferencia del analista en cuestión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario